Volver a Adultos Secundaria

Bachilleratos populares

Efectos y posibilidades de una Juegoteca en el marco de un Bachillerato Popular de Adultos

Relato y sistematización de experiencias

Protagonismo infantil, y participación comunitaria de niñas niños/es y adolescentes.

Bachillerato Popular Osvaldo Bayer, Universidad de Buenos Aires.

Título del trabajo y/o de la experiencia: Efectos y posibilidades de una Juegoteca en el marco de un Bachillerato Popular de Adultos – Juegoteca Bachillerato Popular Osvaldo Bayer, La Estación de los Juegos

Nombre/s de los autor/es: Micaela Yñíguez Ortíz, Gabriela Iurinic, Franco Londra, Julieta Luzardo, Analía Mauvezin, María Yamila Mustafá Schaab, María Eugenia Ojeda Iglesia, Tamara Robledo, Leila Skiarski, Verónica Vennera.

Pertenencias institucionales / organizacionales / comunitarias: Bachillerato Popular Osvaldo Bayer, Universidad de Buenos Aires.

Requerimientos técnicos y materiales para la exposición: proyector.

Palabras Clave: juego – derechos – educación – participación infantil

Efectos y posibilidades de una Juegoteca en el marco de un Bachillerato Popular de Adultos

“El horizonte de posibilidad no radica entonces en la producción de un sujeto a imagen y semejanza de un ideal, ni simplemente capaz de gestionar por sí mismo las exigencias de un mundo fragmentado, sino en la creación de condiciones que habiliten un por-venir, un nuevo tiempo.”[1]

La Juegoteca: la educación y el juego como derechos

En un trabajo anterior[2], relatamos el inicio de la juegoteca, sus propósitos y la población destinataria. En este trabajo, nos proponemos, luego de unos años, reflexionar acerca de los efectos que ha tenido el dispositivo. La pregunta que nos guía es ¿Qué efectos generó la juegoteca? Iremos desarrollando a lo largo del presente trabajo por qué consideramos que es un espacio que busca dar protagonismo a los niños y niñas que participan, como así también, a los padres, madres y personas adultas que acompañan.

Como punto de partida, nos parece importante destacar que la Juegoteca “La estación de los juegos”, forma parte de un proyecto político – pedagógico de educación popular para adultos que funciona en el barrio porteño de Chacarita, recibiendo a los hijas e hijos de los y las estudiantes del bachillerato que funciona en el espacio de la Mutual Sentimiento. El alma de nuestro proyecto, es entendernos a todas las personas como sujetos de derechos, con potencialidades y habilidades y con capacidad para transformar el mundo que transitamos.

En este sentido, la Juegoteca es un lugar co-construído entre las personas adultas y los niños y niñas que la conforman. En él se propicia el ejercicio del derecho a la educación y al juego, buscando dar siempre lugar a la voz de los chicos y chicas que participan. Convergen aquí momentos de apoyo escolar, juego libre, actividades artísticas, lectura de cuentos y distintas propuestas llevadas a cabo desde una perspectiva lúdica y acorde a sus intereses.

Consideramos que la participación de los niños y niñas en la Juegoteca tiene efectos en el ejercicio de su derecho a la educación. Entendemos que compartir el espacio con otras niñas/os y personas adultas donde se apuesta a la convivencia respetuosa, a la comunicación mutua, al trabajo grupal y a mantener una comunicación abierta con las familias, acompaña las trayectorias escolares y educativas tanto de los adultos/as como de los y las niños y niñas. Es de destacar que en el espacio conviven niños y niñas de entre un año y medio y 12 años de edad.

En relación con esto no podemos dejar de nombrar las potencialidades y efectos del encuentro entre las distintas edades. En primer lugar, evidenciamos cómo a través del juego se produce un proceso de transmisión de habilidades, de acuerdos, de pautas de convivencia. Por otro lado, momentos de lectura compartida, habilitan que los lugares de lector y oyente vayan alternándose de acuerdo a la instancia de adquisición de lecto-escritura en el que se encuentran las niñas y niños. Sin ser la adquisición de la lecto-escritura uno de los objetivos de la Juegoteca, sí notamos que se producen aprendizajes en este sentido y se acompaña el momento del proceso de aprendizaje que cada niño o niña estuviera atravesando. Nombramos como ejemplo la siguiente situación: cierto día, durante una actividad libre en la cual se compartía una ronda con libros, una de las niñas que concurre a la juegoteca, de 4 años de edad, comenzó a leer una historieta con dibujos y diálogos. Pasaba cada hoja, significando los dibujos, personajes y gestos. Así, leyendo las imágenes, creaba un relato que compartía en voz alta a medida que recorría la historieta. Algunos datos que la niña incluía en la historia que fue contándonos, tenían que ver con vivencias personales que se habían estado acompañando desde la juegoteca. Otro día, jugando a la búsqueda del tesoro, uno de los niños, de 9 años, con muy buenas habilidades para la lectura, se proponía espontánea y enérgicamente a leer las pistas, mientras alrededor tomaban lugar los niños de entre 4 y 6 años, buscando leer junto a él. Situamos que en estos casos, la adquisición de la lecto-escritura está apoyada en un interés genuino por continuar los juegos y por explorar el material disponible.

Queremos destacar también que la juegoteca constituye un primer espacio de vinculación por fuera del núcleo familiar para varios y varias de los niños y niñas más pequeños. Esto implica, a la vez, un trabajo de acompañamiento a los padres y madres que atraviesan esta situación por primera vez. Escuchar las inquietudes, los temores, las dudas en relación con este momento fomenta la creación de un vínculo de confianza con la familia desde el cual se puede acompañar la crianza de sus hijos e hijas.

Por otro lado, al incorporarse niños y niñas de entre 6 meses y 3 años de edad, se presentó como un desafío para quienes coordinamos el espacio. En relación con esto se debieron generar las condiciones que posibilitaron la adaptación del mismo, con materiales y juegos específicos para ese rango etario. Se tuvieron en cuenta tanto los cuidados especiales que se requieren a esa edad como la incorporación de estrategias que permitieron de manera paulatina, la permanencia de dichos niños y niñas. Destacamos que en este momento siendo el primer espacio de vinculación por fuera de la familia transitamos un periodo de adaptación ya que en un principio los niños/as manifiestan angustia frente a la partida de sus padres a clase. Con el correr de las semanas, a medida que los momentos de angustia van disminuyendo, los niños comienzan a hacer un uso del espacio de manera lúdica. La adaptación de los más pequeños, también generó el acercamiento y participación de los otros niños y niñas, quienes en ocasiones, de manera espontánea imitan la figura del adulto cuando un bebé llora, cantando una canción de cuna, o acercandoles juguetes para llamar su atención.

Nuestro desafío como equipo de la Juegoteca del Bachillerato Popular Osvaldo Bayer, radica en asumir el compromiso de llevar adelante prácticas que involucren a niños y niñas en experiencias lúdicas saludables y acompañar a los mismos en estos proceso de socialización que repercutirán en el entorno. También resulta un desafío para los propios niños y niñas participantes del espacio el hecho de asumir el ejercicio de sus derechos reconociéndose como protagonistas, poniéndole voz a sus pensamientos, gustos, deseos e intereses.

 

Algunas miradas posibles

 

En un contexto como el actual, donde los niños y niñas que participan de la juegoteca, se ven atravesando escenas de violencia, dificultades económicas de las familias y de desamparo, es fundamental el papel del adulto. Tomamos aquí los aportes de Perla Zelmanovich, destacando que la posibilidad de dar sentido a estas experiencias, existe si hay un Otro que mantiene algún grado de integridad para situar en una trama significativa aquello que irrumpe de la realidad. Nos interpela aquí la posibilidad de crear una trama, una pantalla que atempere la crudeza de los hechos de la realidad, y que de esa manera permita a estos niños y niñas otra subjetivación posible, pudiendo erigirse como sujetos activos frente a las circunstancias, y no mero objeto de las mismas.

Siguiendo a Fredric Munné puede pensarse cómo en este espacio de juegoteca aparece el caos y la turbulencia. Familias, niños, abandono, violencia, marginación social, problemas habitacionales y derechos vulnerados se entremezclan cotidianamente borrando las fronteras entre una problemática y otra. La realidad no se presenta armoniosa, perfecta ni ordenada. Por el contrario, los fenómenos aparecen de un modo no lineal y caótico.

Es en este punto donde se nos presenta como ineludible ejercitar esa asimetría entre los adultos y los niños, en el sentido del amparo y la protección, no de omnipotencia ni autoritarismo. En la juegoteca, esa trama de sentidos toma lugar en los juegos, las rondas, las meriendas compartidas, los cuentos, los dibujos, las charlas.

Dada la recurrencia de las situaciones complejas que aparecen en la juegoteca, nos interpela a las trabajadoras y trabajadores a extendernos hacia afuera en la búsqueda de un trabajo en red. En este sentido ante la aparición de dichos emergentes se establecieron articulaciones entre diferentes actores como la comisión de acompañamiento del Bachillerato (que sigue de cerca las trayectorias escolares de los/las estudiantes), organizaciones sociales, Centros de Salud, otros profesionales intervinientes.

El trabajo, desde esta perspectiva promueve el armado de redes de contención que buscan apoyar la permanencia de niños y adultos en el espacio, desde una lógica comunitaria.

Nuestra posición apunta a situarnos desde una ética profesional que busca la creación de posibilidades ante un contexto adverso.

Consideramos que la manera de abordar dichas situaciones es abrirnos a las preguntas, transitar la incertidumbre, vincularnos con otros, reconociendo nuestros alcances y limitaciones.

 

Notas finales y perspectivas de lucha

 

Como hemos dicho, la juegoteca se enmarca en un proyecto político – pedagógico de educación popular para adultos, y se encuentra atravesando las circunstancias que impone el contexto actual. Entre ellas, la lucha por el financiamiento integral es la que engloba el pedido por el reconocimiento de la pareja pedagógica, el edificio escolar, y el reconocimiento de la juegoteca como parte esencial para el funcionamiento del Bachillerato.

Otros proyectos de educación popular de adultos se encuentran desarrollando o iniciando dispositivos que permitan alojar a los hijos de sus estudiantes. Algunos de ellos, toman forma de guarderías, bibliotecas o jardines de infantes, dependiendo de los recursos y saberes disponibles. Apostamos a que la inclusión de este tipo de proyectos destinados a los hijos e hijas de los estudiantes, no sólo posibilitan el acceso a la educación de los adultos, sino como hemos expuesto, al juego y a la educación de los chicos y chicas.

En esto radica la importancia del reconocimiento por parte del Ministerio de Educación de propuestas inclusivas.

Sostenemos que el reconocimiento y financiamiento de estos proyectos, de manera integral, generan condiciones de posibilidad para lograr el derecho al acceso, permanencia y egreso del sistema educativo de grandes sectores de la población.

 

 

Bibliografía

 

-Duschatzky, S., Corea, C, (2001), Chicos en banda. Los caminos de la subjetividad en el declive de las instituciones, Buenos Aires, Argentina, Paidós.

 

-Munné, Frederic (2004) El retorno de la complejidad y la nueva imagen del Ser Humano: Hacia una psicología compleja. Revista Interamericana de Psicología, 38 (1), 23-31.

 

-Muntaner, V.; Ojeda, E.; Ramírez, V.; Vázquez, R,; Vázquez, L.; Vennera, V., (2015) La práctica Comunitaria con niños y niñas: Complejidad y desafíos en una Juegoteca, IV Encuentro Nacional de Psicología Comunitaria, Universidad Nacional del Comahue, Río Negro, N° ISBN 9789876044349.

 

-Zelmanovich, P. (2003). Contra el desamparo. En I. Dussel y S. Finocchio, “Enseñar hoy. Una introducción a la ecuación en tiempos de crisis”. Buenos Aires, Fondo de Cultura Econòmica.

[1]
                [1] Duschatzky, S., Corea, C, (2001), Chicos en banda. Los caminos de la subjetividad en el declive de las instituciones, Buenos Aires, Argentina, Paidós, pág 93.
[2]
                [2] Muntaner, V.; Ojeda, E.; Ramírez, V.; Vázquez, R,; Vázquez, L.; Vennera, V., (2015) La práctica Comunitaria con niños y niñas: Complejidad y desafíos en una Juegoteca, IV Encuentro Nacional de Psicología Comunitaria, Universidad Nacional del Comahue, Río Negro, N° ISBN 9789876044349.